Pájaros prohibidos

|
Los presos políticos uruguayos no pueden hablar sin permiso, silvar, sonreir, cantar, caminar rápido ni saludar a otro preso. Tampoco pueden dibujar ni recibir dibujos de mujeres embarazadas, parejas, mariposas, estrellas ni pájaros.
1976,en una cárcel del Uruguay. Didasko Pérez, maestro de escuela, torturado y preso por tener "ideas ideológicas", recibe un domingo la visita de su hija Milay, de cinco años. La hija le trae un dibujo de pájaros. Los censores se lo rompen a la entrada de la cárcel. Al domingo siguiente, Milay le trae un dibujo de árboles. Los árboles no están prohibidos, y el dibujo pasa. Didasko le elogía la obra y le pregunta por los circulitos de colores que aparecen en las copas de los árboles, muchos pequeños círculos entre las ramas: -¿Son naranjas? ¿Qué frutas son? La niña le hace callar: -Ssshhhh. Y en secreto le explica: -Bobo. ¿No ves que son ojos? Los ojos de los pájaros que te traje a escondidas. Eduardo Galeano

8 comentarios:

radiomaíz dijo...

Sabes el camino que elegí,
fui cazado como un animal.
Sabes que es morirse de dolor,
torturado hasta reventar.
Segaron nuestro amor
unos barrotes de seguridad,
y no borraron el recuerdo,
privado de libertad.


Celda de aislamiento, soledad.
Demasiado tiempo para poder aguantar.
Hoy por fin me han concedido tu visita.

Hoy no te podré abrazar
pero estos muros no nos separarán.
El frío cristal divide dos mundos,
media hora pasa en un segundo,
tantas cosas que decir y ahora nos quedamos mudos.
Triste cita de amor bajo estricta vigilancia.

Tu mirada es lejana, te tortura verme así
desearía fundir nuestras lágrimas, desesperación.
Y aunque el odia estalla por ver frenar el amor...


Hoy no te podré abrazar
pero estos muros no nos separarán.

Sabes el camino que elegí,
fui cazado como un animal.
Sabes que es morirse de dolor,
torturado hasta reventar.
Segaron nuestro amor
unos barrotes de seguridad,
y no borraron el recuerdo,
privado de libertad.

Hoy no te podré abrazar
pero estos muros no nos separarán.

Anónimo dijo...

Super color scheme, I like it! Keep up the good work. Thanks for sharing this wonderful site with us.
»

El Museo de la Luna dijo...

Yo me apellido Milay por esa niña, desde hace años cuando buscaba nombre alternativo para firmar mis escritos. No hay personaje con el que más me identifique, que esa niña maravillosa.

Qué bien que somos muchos los admiradores de Galeano y de este cuento en particular.

Beso.

Anónimo dijo...

bien
muy buena lectura

Cristobal coloma dijo...

HOLA HERMANO COMUNISTA, TU MICOCUENTO ME CONMOVIO EL ALMA HASTA UN PUNTO INEXPLICABLE, DONDE LA ESCENCIA HUMANA SE VUELVE NULA y SOLO PUEDE SOBREVIVIR EL DESEO DE UNA VIDA MEJOR

Anónimo dijo...

Una animación del cuento en 3D
http://www.youtube.com/watch?v=D7lv8SoelqU

Bon Hwa Rae Kim dijo...

me enamoré del chico que relató esto en el transporte público que abordé hoy por la noche rumbo a mi hogar!!

Publicar un comentario

¡Gracias por tus comentarios! Luego te respondo. Nos vemos.

Amaru