Cuando tu vestido camina

|
Sale la vereda muerta de envidias
y se torna una espiga,
tu vestido me
hace morir las casas
de las amigas pobres de la niñez.

El discurso se me adelanta a
la lengua y tu vestido camina
sobre ella.
Caminará constante, y tú con él.

Tu vestido incendiario
resolverá las ansias de matar las
instituciones.

5 comentarios:

inabsoluta dijo...

Lo encuentro soberbio, me encantó (ya te lo había dicho, creo).

Nos vemos en la U.

Miaecilla

Fabrizio dijo...

El otro dia leía tu "poemizar" y mi "apuntes para una poética de la creación humana" y me dió por pensar: "puta que era linda la weá que queríamos pa'la poesía".
En fin, a raíz de eso, escribí algo acerca de nuestro muerto Lumitante. Revísalo y comentamos.

Por cierto, el poema me sabe un poco a lo primero que escribías.

Un abrazo.

NÅGÄ SHÅDØW dijo...

Buena, loco...
tiene potencia.. especialmente hacia los versos finales...
te gustó la leída en público?

se famoseó el poema...

Vivi dijo...

Hola!

Raro estar aquí no? ja! espero que no te moleste.

La verdad es que no entiendo mucho de poesía...pero de los poemas que leí, siento que me gustaron harto...tal vez no los entendí completamente, pero me gustan!

Este último está lindo...y sabes que parte me gustó más? la última, está bacán...te felicito aunque no entienda mucho de estas cosas!

Nos vemos

Máximo Ballester dijo...

Bien, te voy a decir algo: ME ENCANTÓ!!!
Me sacudió. Me sorprendiste, me clavaste un dulce puñal.
Te estoy leyendo y te redescubro. Se me pega tu buena poesía a los ojos, a los ojos de los ojos, donde hay otro paladar.

Besoooo!

Publicar un comentario

¡Gracias por tus comentarios! Luego te respondo. Nos vemos.

Amaru