Cuando no me quieres

|
Cuando no me quieres una bestia negra me come las piernas y mi deambular se vuelve confuso y áspero entre las manchas rojas de la piel. Cuando no me quieres un vaso se cae, un jueves se vuelve cualquiera y las miradas se entorpecen como buscándose en las nacidas vueltas. Cuando no me quieres sigo vivo, pero con las convicciones desbocadas y elididas de su devenir -que trasunta nuestros cuerpos-. Hoy, con los dedos un poco rotos, quisiera saber de dónde me caen las bestias tan grávidas. Y si las palabras pudieran conocer, entonces no serían las dos que todos esperan. Yo ya no resumo ni contengo, soy las palabras mismas en tus labios, en tu razón. Y no es que tenga alguna cosa porqué decir que no me quieres, hago letritas esa furia creciente en mi la boca de mis miedos.

2 comentarios:

Monica Alvarez dijo...

Hola Amaru:
Me gustan bastante estos ultimos poemas ,parece que el amor te inspira mejor, sale verdadero y tiene mas fuerza , apela mas a los sentimientos de quienes te leemos.
Un abrazo.

Sofia dijo...

Hola, la verdad es que comento poco pero leo harto por aquí... deberíamos ponernos en contacto por mail para conversar.... por cierto me ha gustado mucho este poema.

Publicar un comentario

¡Gracias por tus comentarios! Luego te respondo. Nos vemos.

Amaru